Publicado el Deja un comentario

Ayuda a desarrollar el cerebro de tu hijo a través de tu ejemplo.

Las emociones se regulan a través de nuestra corteza prefrontal cerebral, que se encuentra ubicada en el frente de nuestro cerebro. La manera más efectiva para que nuestros niños desarrollen esta parte del cerebro es mediante nuestro ejemplo. Desde muy temprana edad el niño aprende de su entorno observando e imitando, así que si somos de los que nos irritamos fácilmente cuando algo no nos sale como queremos, perdemos la calma con la persona que atiende la registradora en el supermercado o decimos una palabrota cuando alguien se atraviesa en el tráfico, lo más probable es que los niños estén siendo testigos de este comportamiento y lo estén copiando.

Cuando las emociones toman control es nuestro sistema límbico o cerebro reptil el que está trabajando, pero una corteza prefrontal desarrollada puede rápidamente regular nuestras emociones y ayudarnos a ser mas asertivos, menos reaccionarios y más reflexivos. Esto por supuesto nos ayuda a vivir en comunidad, construir lazos de amistad, trabajar en equipo y socializar.  Una forma efectiva de modificar las conexiones nocivas que se han construido a lo largo de los años en nuestra corteza prefrontal es haciendo un alto para reflexionar sobre nuestras emociones y como ellas afectan nuestro comportamiento, por ejemplo: ¿Te irritas fácilmente cuando tu hijo se vuelve demandante y lo gritas?, el solo hecho de reconocer que estamos enojados activa las regiones del cerebro que nos ayudan a manejar nuestras emociones. Practique contar hasta 10 antes de reaccionar.

Desarrollo cerebral

El corregir nuestros patrones de enojo, ansiedad e irritabilidad tendrá efectos duraderos en nuestras vidas y las vidas de nuestros hijos. Recuerde que del 90 al 95% del cerebro humano se desarrolla en los primeros cinco años, pero la corteza prefrontal se termina de desarrollar pasados los 25 años de edad, así que, como padres, la forma como manejamos nuestras emociones impactará el desarrollo de esta área del cerebro en nuestros hijos hasta llegada la adultez.

Publicado el Deja un comentario

El amor maternal en los primeros seis años de vida es fundamental para el crecimiento del cerebro.

Nuestros cerebros son maleables, es posible cambiar patrones de comportamiento negativo aun siendo adultos si no lo proponemos, podemos aprender idiomas o un deporte nuevo a una edad avanzada. El dicho de las abuelas de que loro viejo no aprende hablar no podría estar más lejano a la realidad, porque nuestros cerebros son capaces de adaptarse y aprender nuevos trucos. Pero en los primeros años de vida, el cerebro es extremadamente flexible, los estímulos a los que el niño se ve expuesto marcarán una gran diferencia en su adolescencia y adultez.

Las caricias, abrazos y manifestaciones de afecto que la madre de a su bebé en los primeros años de vida juegan un rol importante en el desarrollo cerebral. Se ha probado que el amor materno contribuye al desarrollo del sistema límbico, especialmente el hipocampo, el área del cerebro que se encarga de la memoria, el aprendizaje y regular las emociones. Así que aquellas madres que son amorosas y cariñosas con sus bebés durante los primeros 6 años de vida ayudan a que el hipocampo se desarrolle y crezca en mayor proporción comparado con niños a los que no se les brinda suficiente afecto durante esos años.

Hipocampus se ve en rojo

Fuente: Life Science Databases/Wikimedia Commons

Este estudio fue conducido en la Washington University School of Medicine. Donde se monitorearon bebés durante su crecimiento hasta la adolescencia. Se examinaron sus cerebros a través de imágenes cerebrales y se pudo comprobar el efecto contundente del amor materno en los primeros años de vida. Aquellos niños que al nacer no recibieron suficiente afecto y luego fueron compensados después de los 6 años dándole mas amor (por ejemplo, bebés que fueron abandonados al nacer y luego adoptados después de los 5 años o bebés de madres emocionalmente distantes) no mostraron un crecimiento substancial del hipocampo. Esto hace concluir que la etapa primordial cuando el cerebro está más predispuesto a responder a los estímulos afectivos de la madre es desde el nacimiento hasta los 6 años. Estos beneficios son permanentes y afectan a largo plazo la vida del niño hasta llegar a su adolescencia y adultez.

Así pues, madres que, a abrazar, besar, masajear, usar palabras amorosas con sus bebés y niños en edad preescolar. Recuerden utilizar un lenguaje amoroso para corregirlos y enseñarles a reconocer sus propias faltas. Todo su amor materno influirá en el rendimiento escolar de sus hijos, los convertirá en adolescentes mejor equipados para manejar sus emociones y su entorno social.

 

Publicado el Deja un comentario

Frases para ayudar a criar niños más independientes

Filosofía Montessori

Nuestras expresiones y frases tienen profundo efecto en el desarrollo emocional de nuestros niños. Acá algunas sugerencias para influenciar positivamente a los niños.

1. Felicite al niño por su empeño en su trabajo antes que por los resultados finales. Dígale frases como: “Veo que trabajaste muy duro en este dibujo”

2. Permita al niño hacer cosas por el mismo. Ayúdele guiándolo con preguntas como ¿Dónde crees que va este objeto? ¿Dónde podemos encontrar tus zapatos?

3. Aliente al niño a autoanalizar sus actividades y logros. Use preguntas como ¿Qué fue lo que más te gusto de tu dibujo o de esta actividad?

4. No resuelva los problemas del niño inmediatamente, permítale descubrir las soluciones. Condúzcalo con preguntas como ¿Recuerdas donde ponemos los juguetes después de jugar?

5. Inculque al niño la cooperación con otros. Use frases como “En nuestra familia todos nos sentamos a la mesa a comer” en vez de “siéntate ahora mismo”

6. Tenga presente que cada niño es único y tiene diferentes necesidades y procesos de desarrollo.

Publicado el Deja un comentario

El uso de tablets y celulares retrasan el desarrollo del lenguaje en los niños.

Tablets, celulares y niños

Simple y plano. Entre más tiempo un bebé entre 6 meses y 3 años pase frente a un aparato electrónico (tablet, iPhone, iPad, celular inteligente), el desarrollo del lenguaje se verá afectado. Un estudio hecho en el “Hospital for Sick Children” (Hospital para Niños Enfermos) en Toronto, hizo seguimiento del desarrollo de bebés entre los 6 y 24 meses, prestaron especial atención al tiempo que dedicaban los niños a dispositivos móviles y encontraron lo siguiente:

  • Del total de los niños que se les permitía manipular dispositivos móviles por alrededor de 28 minutos al día, 20% de ellos ya presentaban retraso en el desarrollo del lenguaje expresivo al llegar a los 2 años.
  • Si el niño pasaba 30 minutos o un poco más al día usando tablets o teléfonos inteligentes, el 49% de estos niños mostraban retrasos en el lenguaje expresivo.

Aunque los especialistas informan que este estudio aún requiere pruebas clínicas, si permite revelar indicios de los efectos de los dispositivos móviles en bebés sobre su desarrollo y habilidad para comunicarse a través de palabras y la formación del lenguaje expresivo. Los pediatras involucrados en este estudio recomiendan evitar el uso de estos aparatos en menores de 18 meses.

Hacia los dos años los niños ya son capaces de expresar ciertas ideas a través de palabras, cuando esta etapa se ve retrasada el niño se frustra al ser incapaz de comunicarse y muestra comportamientos demandantes para llamar la atención. Lo que diríamos un niño berrinchudo o caprichoso. Por supuesto, los cerebros de los niños tienen gran plasticidad y un niño con retraso en su proceso de lenguaje puede nivelarse con el paso del tiempo, sin embargo, a corto plazo este retraso puede llevar a problemas en la conceptualización de palabras y la expresión de emociones y a largo plazo el niño podría tener problemas cuando empiece a aprender a leer y escribir.

La realidad es que los aparatos móviles están en todos lados y esconderlos de los niños no es la respuesta. Hay que encontrar un punto medio donde se le enseñe al niño a ver el celular o la tablet como una herramienta para comunicarse, aprender, o leer, y no como entretenimiento. Inclusive, evitar usarlos si lo que se pretende es que los niños aprendan a hablar más rápido, porque ese proceso debe suceder con la interacción del niño con los que le rodean. También, se puede remplazar el uso del celular para distraerlos por juguetes educativos apropiados para cada etapa que estimulen su imaginación y desarrollo motriz.

Si quieres acceder al estudio en Ingles acá está el vínculo: Handheld screen time linked with speech delays in young children

Publicado el Deja un comentario

5 Juegos Simples Para Aprender Inglés en Preescolar

Los recursos visuales son muy efectivos para enseñar una lengua que no es la materna a niños de preescolar.

Con pocos materiales se pueden hacer algunos juegos reutilizables para enseñar inglés en preescolar.

1. Aprender algunas frutas, a contar, restar y sumar con este simple tablero:

Materiales: una caja de cartón reciclada, tijeras, velcro, pintura y un marcador.

Con un cuadrado de aproximadamente 40 cm X 40 cm haces el tablero.

Las frutas son aproximadamente de 6 cm a 9 cm de alto. Yo hice fresas, bananos, naranjas y sandias.

El velcro se pone en el panel de cartón y el respaldo de la fruta para que se puedan pegar y despegar.

Dependiendo las edades puedes enseñar a los más pequeños las frutas, los números, hasta llegar a sumar, restar y un poco de razonamiento abstracto.

2. Aprender partes del rostro.

Se usan los mismos materiales que el anterior: una caja de cartón reciclada, tijeras, velcro, pintura y un marcador.

Se recorta un rectángulo de aproximadamente 35 cm X 40 cm donde se pinta el rostro sin sus partes. Luego con pedazos de cartón se hacen las partes del rostro, y se pone el velcro a las partes y al rostro.

Se pueden hacer órganos del rostro de animales para hacer reír a los niños e ir intercambiándolos. Cada parte que se fabrique es una oportunidad de aprender una nueva palabra.

Este juego es muy entretenido para los más pequeñitos, de dos a tres años, no pueden de la risa cuando se ponen las partes al revés o se mezclan con los animales. Los motiva mucho a aprender y todas las instrucciones pueden ser dichas en inglés, lo entienden muy bien.

3. Aprendiendo el clima.

Esta idea la saque de Pinterest. Es para aprender la canción “The Itsy Bitsy Spider”. Personalmente se me ha hecho muy difícil de aprender es canción, me vuelvo un enredo, así que empecé a usar la araña para enseñar diferentes climas e inculcar el ser delicados al manejar criaturas frágiles, porque la arañita está hecha de icopor o cartón y parece que se va a desbaratar.

Para los materiales puedes usar cartón grueso o icopor y 4 limpiapipas para las patas de la araña, para los climas cartulina basta y ya está.

También se puede usar para aprender vocabulario motivando al niño para que lleve la araña sobre una imagen de  palabras que se estén introduciendo.

 

4. Números y letras con el rey de la selva.

Este juego lo uso con niños de 4 años en adelante para aprender series de números y letras en inglés o español. Cartulina, ganchos de ropa y un marcador es suficiente. No lo recomiendo para niños muy pequeños por que se pueden pellizcar con los ganchos de ropa.

 

5. Las bocas “come todo”.

¿No sabe qué hacer con las cajas de los zapatos? Que tal forrarlas, pintar la cara de un animalito y abrirle un hueco grande en el área de la boca. Se pueden usar para jugar a alimentar al animal con bolitas de colores que se pueden hacer con papel periódico, o con frutas recortadas en cartón. Las posibilidades son varias.

Publicado el Deja un comentario

La Televisión Como Juguete.

Televisión como juguete

En cifras generales se estima que un niño ve en promedio 30 horas de televisión a la semana. Si una semana laboral puede estar entre 40 a 48 horas, se puede decir que 30 horas de televisión a la semana es prácticamente un trabajo de tiempo completo.

Es verdad que ciertos programas pueden contribuir a generar una experiencia de aprendizaje divertida. Que lance la primera piedra el que no lo haya hecho, prender el televisor y poner un programa de muñequitos para que los niños se distraigan. Comprar 20, 30, o 60 minutos de tiempo para terminar una labor. Ahora, ¿que tan malo puede llegar a ser usar el televisor como juguete?

Varios estudios han demostrado que el consumo constante de televisión afecta la capacidad imaginativa de los niños[1]. Las historias contadas en televisión proveen todos los elementos y tramas dejando muy poco a la creatividad de los niños para crear y contar sus propias historias. El niño termina imitando lo que ve y no creando.

El tiempo que el niño pasa frente al televisor es tiempo pasivo, donde no está envuelto en actividades físicas. Los niños necesitan involucrarse activamente con el entorno y los objetos que lo rodean para desarrollar sus músculos y mentes.

Sin embargo, no se trata de condenar al televisor, hay formas de integrar los programas infantiles con el desarrollo del niño sin convertir el aparato en un juguete.

Algunas tácticas para regular el uso del televisor con los niños:

1. Se debe ser selectivo con los programas que se les permite ver a los niños, buscar aquellos que involucren movimiento, bailes, y que les provean ciertos retos de aprendizaje. Personalmente, cuando integro programas de televisión en mis clases uso algunos de estos canales de YouTube en inglés.

Super Simple TV

Pancake Manor – Music for Kids

2. Otras estrategias para reducir el consumo de televisión, especialmente en los menores de 4 años es poner la música de los programas de TV infantiles o las rondas musicales de fondo, apagar el televisor y dejar a los niños jugar con bloques o juguetes de armar y desarmar mientras escuchan la música.

3. Evite comer frente al televisor, haga de la hora de la comida una rutina donde el televisor no esté presente.

4. Aparte un tiempo al día para leer historias cortas a los niños, inclusive desde muy temprana edad los beneficios de esta actividad son notorios, aquí algunos links e recursos gratis para tener a la mano libros infantiles.

Cuentos Infantiles para Imprimir http://www.cuentosinfantilesadormir.com/cuentos-infantiles-ilustrados.htm Importante: No los lea desde el computador, imprímalos.

5. Provea al niño de juguetes educativos que le permitan crear sus propias estructuras y generar historias. Estos juguetes pueden ser rompecabezas, libros de tela o cartón, juegos de armar y desarmar, juguetes que representan herramientas de trabajo, o juguetes mecánicos.

6. Por ningún motivo tenga un televisor en la habitación de los niños. Se estima que, en países desarrollados, uno de cada cuatro niños menores de cinco años tiene un televisor en su cuarto, para mi esa cifra es aterradora.

7. Trate en lo posible de sacar al niño a realizar actividades físicas.

Sin duda es agotador mantener a un niño menor de seis años constantemente ocupado, sin embargo, algunos cambios en el entorno y los hábitos puede ayudar a aliviar la situación sin depender del televisor.

 

[1] http://greenfieldlab.psych.ucla.edu/Media_Studies_files/greenfield1990-1.pdf

Publicado el Deja un comentario

Prohibido comparar niños

No comparen a los niños

Una de las frustraciones que me comparten algunos padres de mis estudiantes es el hecho que sus hijos van atrasados. Algunos padres se inquietan por que sus hijos no muestran las mismas habilidades de otros niños de su edad, y empieza una carrera por compararlos con los primos, los hijos de los vecinos, los compañeros de jardín y demás. Yo misma lo viví con mi hijo. Él fue un gateador, caminador y hablador tardío. La presión que recibí de sus profesoras, los mismos pediatras y miembros de mi familia me hacían cuestionar mis habilidades como madre. Al final, resultó que el niño se estaba tomando su tiempo para explorar el mundo y ahora lo veo practicando taekwondo, sobresaliendo en el colegio y hablando fluidamente dos idiomas. Miro atrás y me doy cuenta que no estaba haciendo nada mal, y que cada niño tiene su propio ritmo y procesos de aprendizaje.

En la sociedad china, (he trabajado en un jardines infantiles en China) especialmente, hay una presión sobre los niños para que sobresalgan y toda la familia está involucrada en ese proceso. La educación es la abanderada. Padres, abuelos, tíos, maestros, todos hacen parte de la formación del niño. Eso es bueno, muy bueno si me lo preguntan, pero la cosa se pone fea cuando ponen tanta carga emocional en los niños y el aprendizaje se vuelve una carrera maratónica.  Cuando estos padres manifiestan su inconformidad porque niños de dos y tres años no les cuentan historias en inglés cuando llegan del jardín, como si lo hace el hijo de no sé quien, déjenme decirles que yo me pongo roja y me pregunto “- ¿Ajá, a ver y es que cuanto inglés sabes tú y ya tan grande?”

Hay que darles el espacio a los niños para descubrir su mundo, socializar con otros pequeños, cada niño ve su realidad de diferente modo, hay unos que hablan poco, pero están prestando atención a los pequeños detalles, otros desean tocar todo, mientras otros tocan muy poco, algunos prestan atención por periodos más largos, mientras otros necesitan constante estimulo.  Pero todos, todos están aprendiendo, almacenando, procesando y en cualquier momento empiezan a expresar y contar esas cosas nuevas que han descubierto.

Ideas Para Estimular e Introducir Una Segunda Lengua

Los niños pueden ser estimulados en casa a través de actividades para reforzar su ciclo de aprendizaje, mamá y papá pueden leerles historias sencillas en inglés o español o valerse de videos de YouTube para contarles cuentos simples si el inglés se dificulta y desean introducir el idioma de a poco. Las canciones son maravillosos recursos para incentivar el aprendizaje de vocabulario. Acá les dejo unos links de videos de YouTube, que yo personalmente uso en mis clases con niños desde los 20 meses hasta casi siete años de edad y me han dado muy buen resultado:

Colores en inglés:

Cuentos en inglés:

Investigaciones han demostrado que entre más expuesto este un niño a la estimulación mental a través de juegos, libros, música, y lenguaje en sus primeros años de vida, mas partes de su cerebro dedicadas al lenguaje y el conocimiento se desarrollaran en décadas posteriores. En otras palabras, el tiempo que se invierta en estimular los niños a temprana edad se verá reflejado con efectos muy positivos en su adolescencia. Así que paciencia y perseverancia padres, cada niño va a su propio ritmo y nunca nos dejaran de sorprender.

Un abrazo.