Aprendiendo matemáticas desde bebé

¿A qué edad se empieza a enseñar matemáticas a nuestros hijos?

Nuestros hijos empiezan a absorber información desde el nacimiento, es por esto que les hablamos, cantamos, regalamos juguetes de estimulación, libros, más adelante los llevamos al jardín, luego preescolar y así sucesivamente, pero en algún momento de curiosidad decimos: entre tanto que procesan y observan ¿Qué tanto en realidad están aprendiendo y más importante aún cuanto de esto recordarán más adelante?

Una de las muchas fuentes de información sobre aprendizaje infantil nos la brinda el Método Montessori, gracias a María Montessori que dedicó su vida a estudiar patrones para estimular la inteligencia de los niños, y dejó como resultado un sin número de recursos, nos enseña que desde los tres años de edad es prudente empezar a introducir las matemáticas a los niños, más específicamente operaciones aritméticas, pero explica que se debe empezar con métodos bastante fáciles y a la medida que ellos crezcan se aumenta el nivel de dificultad de las actividades.

Sin embargo, podemos empezar a introducir actividades de razonamiento abstracto desde mucho antes de los tres años, aquí algunos ejemplos de cómo iniciar con actividades realmente fáciles para los niños y al mismo tiempo divertidas:

15 meses

Desde más o menos los 15 meses de edad el bebé aprende conceptos como agrupar y clasificar objetos por su forma, color y tamaño. Desde los 24 meses ya pueden empezar a encajar objetos. Estos juegos son el inicio del razonamiento abstracto que es parte esencial de la adquisición de habilidades para la resolución de problemas. Aprovecha esta etapa de tu bebé para jugar juntos a agrupar frutas, bloques de colores, juguetes, objetos de la casa y más adelante jueguen a encajar vasos y usar juguetes que permitan encajar figuras geométricas.

Nuestros recomendados

Dos a cuatro años

Entre los dos y cuatro años los niños aprenden el concepto de contar y a reconocer los números. En esta edad, se puede jugar a contar escaleras, juguetes, y demás objetos con los que interactúan a diario. Hacia los cuatro años puedes introducir juguetes como ábacos para enseñar sumas y restas. También puedes usar otros objetos como palitos, lentejas, frutas, monedas y demás.

Nuestros recomendados

Cinco a Seis años

Entre los cinco a seis años algunos niños empiezan a notar que las matemáticas no son muy agradables o fáciles, recuerda que cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje, algunos niños son más visuales, otros más verbales, pero en general, el aprendizaje debe ser conectado con el juego en lo posible. Más importante aún no debemos comparar la inteligencia ni la manera de ser de nuestros niños, efectivamente todos aprenden a su manera, si la niña aprendió sumas con los deditos de las manos, el hermanito aprendió con palitos pero el amigo aprendió con ábaco, al final todos saben lo mismo: sumar y restar, con esto quiero explicar que existen muchos tabú en este tema, y es tarea de nosotros como padres explicar a nuestros hijos que cualquier método está bien, lo importante es aprender, y hacerlo divertido.

Actividades para fortalecer el razonamiento abstracto

Ofrece a los niños actividades que pongan en marcha su pensamiento lógico y que abonen el terreno a la comprensión de operaciones más complejas como las aritméticas.

¿Cuáles pueden ser estas actividades?

  1. Permite a los niños y niñas manipular y experimentar con diferentes objetos. Deja que se den cuenta de las cualidades de los mismos, sus diferencias y semejanzas; de esta forma estarán estableciendo relaciones y razonando sin darse cuenta.
  2. Emplea actividades para identificar, comparar, clasificar, seriar diferentes objetos de acuerdo con sus características.
  3. Muéstrales los efectos sobre las cosas en situaciones cotidianas. Por ejemplo, como al calentar el agua se produce un efecto y se crea vapor porque el agua transforma su estado.
  4. Genera ambientes adecuados para la concentración y la observación. 
  5. Utiliza diferentes juegos que contribuyan al desarrollo de este pensamiento, como cubos didácticos, torres de apilar, ábacos, juegos de cartas, adivinanzas, circuitos de canicas, etc.
  6. Plantéales problemas que les supongan un reto o un esfuerzo mental. Han de motivarse con el reto, pero esta dificultad debe estar adecuada a su edad y capacidades, si es demasiado alto, se desmotivarán y puede verse dañado su auto concepto.
  7. Haz que reflexionen sobre las cosas y que poco a poco vayan racionalizándolas. Para ello puedes buscar eventos inexplicables y jugar a buscar una explicación lógica. Por ejemplo ¿Porque el hielo se derrite fuera de la nevera?
  8. Deja que manipule y emplee cantidades, en situaciones de utilidad. Puedes hacerles pensar en los precios, jugar a adivinar cuantos lápices habrá en un estuche, etc.
  9. Deja que ellos solos se enfrenten a los problemas matemáticos. Puedes darles una pista o guía, pero deben ser ellos mismos los que elaboren el razonamiento que los lleve a la solución.
  10. Anímalos a imaginar posibilidades y establecer hipótesis. Hazles preguntas del tipo ¿Qué pasaría si…?

Las matemáticas preparan al niño al pensamiento lógico y las relacionan con formas, patrones y relaciones espaciales. Gracias al uso de materiales manipulativos (bloques, palitos, etc.), se estimulan diferentes partes del cerebro, por esto, nuestra labor como padres es preparar a los niños desde temprana edad para que sean receptivos con las matemáticas y estar en constante acompañamiento y refuerzo aún después de que ingresen a la escuela.

Gogomimo siempre acompaña cada proceso, tenemos post educativos semanales en nuestra cuanta de Instagram y junto con esto contamos con los juguetes ideales para estimular el aprendizaje de los niños de 0 a 7 años.

Encuéntralos todos en el siguiente enlace: https://www.gogomimo.com/juguetes-educativos/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Juguetes Gogomimo
0